¿En qué casos se recomiendan los masajes eróticos?

Todos sabemos que los masajes eróticos Shiva tienen como propósito principal relajar la tensión y tonificar los músculos. Hacer masajes es una práctica médica alternativa muy antigua, que ayuda mucho a diagnosticar y curar enfermedades relacionadas con el sistema motor y mecanismos musculares. El masaje erótico no es la excepción, aunque se piense solo en sexo al escuchar sobre este tema.

La terapia manual, como se le conoce en la quiropraxia, puede tener múltiples efectos; el erotismo es un ingrediente especial que se agrega para orientar la terapia según las necesidades del paciente. Por ejemplo, si padece de estrés laboral, baja autoestima, ansiedad, trastornos de alimentación, insomnio, estreñimiento, depresión, artritis, artrosis, osteoporosis, colon irritable, dolores menstruales o dolores lumbares, entre otros, es aconsejable recibir un masaje.

El placer sexual antes del orgasmo

Una de las maravillas del placer sexual es que a través del orgasmo podemos relajarnos completamente y liberar una gran carga de estrés en poco tiempo. Sin embargo, el orgasmo no es el único medio de relajación erótica que existe, los masajes eróticos pueden otorgar un placer inigualable.

Se ha comprobado científicamente que muchas enfermedades y condicionamientos mentales relacionados con la ansiedad, el estrés y la baja autoestima pueden controlarse y hasta superarse a través de la práctica del masaje tántrico.

En este sentido, es preciso no confundir el masaje erótico o el masaje tántrico, como lo llaman algunos, con una masturbación; pues de hecho está muy lejos de ser esto. Por eso, es importante conocer la diferencia entre masturbación y masaje tántrico además de los beneficios del masaje erótico.

Beneficios del masaje erótico

En la masturbación, los genitales son los protagonistas del evento. Su manipulación es fundamental para llegar al objetivo: el orgasmo. En cambio, en el masaje erótico puede o no haber manipulación de los genitales.

Lo importante en el masaje erótico es llegar a niveles superiores de excitación al paciente hasta que sienta el suficiente placer para olvidarse de su dolencia, haya o no eyaculación u orgasmo. Por lo tanto, los beneficios son amplios: mejoran la circulación de la sangre, libera tensiones negativas, activa tensiones positivas y además estimula el sistema inmune y cardiovascular.

A diferencia de lo que se puede pensar, inicialmente el masaje erótico se concentra en la relajación de los músculos de la espalda baja, los pies y el cuello; lo cual llevará a la tensión sexual pélvica a través de estimulación de nervios vinculados a los genitales.

En este tipo de masaje se juega entre la relajación y la tensión controlada. Se le conoce como masaje tántrico por referencia a prácticas terapéuticas utilizadas por las culturas budistas e hinduista. Sin embargo, no quiere decir que su práctica actual involucre necesariamente fines esotéricos. A pesar de ello, el masaje erótico tiene mucho que ver con escuchar al cuerpo a partir del tacto, lo que implica prácticas de meditación relacionadas a las culturas orientales.